Pautas de sueño

Bienestar y salud

Dormir es una acción necesaria y fundamental porque con ella se restablece el ejercicio físico y psicológico básico de todas las personas. Pero ésta necesidad de sueño cambia en cada persona de acuerdo a la edad, el estado de salud, emocional, las circunstancias u otros factores.

La Sociedad Española de Sueño (SES) estima que hasta el 70% de las embarazadas padecen algún trastorno del sueño, es por ello una circunstancia frecuente que no afecta a la salud del feto ni a la de la madre, pero que puede provocar sensación de fatiga o cansancio en la embarazada durante la mayor parte del día.

Características del insomnio
Los expertos aseguran que el tiempo ideal de sueño es aquel que nos permite realizar las actividades diarias con normalidad. Para detectar lo antes posible que tenemos un problema con nuestro descanso, debemos saber identificar sus principales características: Dificultad para conciliar el sueño a la hora de dormir, problemas para mantener el sueño profundo durante las horas aconsejadas, desvelarse con mucha asiduidad ó despertarse demasiado temprano sin motivo aparente.
Estos indicios pueden darse por varios factores: Malos hábitos, cambios fisiológicos en el cuerpo, inseguridades dudas o miedos al aproximarse la fecha del parto, etc. Todas estas cosas afectan al correcto desarrollo del sueño.

Pautas de sueño

Para combatir el insomnio te ofrecemos una serie de pautas y pequeños cambios en tus hábitos que te ayudarán a superar las alteraciones, a la vez que favorecerán tu bienestar para eliminar la falta de sueño.

Cuida la alimentación
Sobre todo las cenas se recomienda que sean ligeras y unas 2 ó 3 horas antes de acostarte, así favorecerás la digestión, para que no sea pesada, y no tengas molestias. Si puedes, es bueno que bebas un vaso de leche templada antes de irte a dormir pues no es aconsejable el ayuno porque esto hará que te levantes por la noche para comer algo. Puedes acompañar esa leche con un alimento nutritivo bajo en calorías como son nuestras barritas Hero Muesly.

Elimina el café y las bebidas con cafeína o teína
Si te resulta difícil puedes permitirte el café en el desayuno, pero evítalo a partir de media tarde. En cuanto a las bebidas gaseosas o con cafeína sustitúyelas por agua ya que es fundamental una buena hidratación.

Hidratación adecuada
La deshidratación favorece el cansancio. En general las mujeres necesitan tomar alrededor de 2,7 litros de líquidos diarios, pero en el caso de las embarazadas esta cantidad debe ser mayor. Para conseguir una adecuada hidratación se puede tomar agua, infusiones, zumos, lácteos e, incluso, alimentos ricos en agua. Asimismo, es importante recordar que no hay que esperar a tener sed para beber, porque la sed se manifiesta cuando ya existe deshidratación. Hay que anticiparse a la sensación de sed y beber pequeñas cantidades de líquido a lo largo del día.

Respeta los horarios
Sé estricta a la hora de dormir e intenta hacerlo siempre a la misma hora, incluso los fines de semana y festivos. Además debes evitar siestas o “cabezadas” después de las comidas para que tu descanso no se vea alterado en la noche.

Haz actividades que te relajen antes de irte a dormir
Tomar un baño, leer, cocinar, ó escuchar música te ayudará. Evita practicar deporte antes de dormir, ya que el ejercicio físico activará tu metabolismo.

Por último si aún no puedes conciliar el sueño, no te quedes en la cama, esto hará que tu desesperación sea mayor. Levántate e intenta hacer algo que te relaje: ver la televisión, andar un poco, sentarte en una mecedora, etc.

Si tus problemas de insomnio prosiguen en el transcurso de una semana debes consultar a tu médico para tomar medidas cuánto antes.

Compartir

Contenido relacionado: