Los reflejos del recién nacido

Desarrollo del bebé

Son respuestas automáticas del recién nacido antes ciertos estímulos.
El pediatra las comprobará en las revisiones rutinarias para asegurarse del buen funcionamiento del sistema neurológico de tu bebé.
La mayoría de los reflejos irá desapareciendo a lo largo de los primeros meses

Los reflejos del recién nacido

Sus primeros reflejos:

Reflejo de búsqueda. Al tocar un extremo de la boca del bebé, gira la cabeza hacia ese lado y entreabre la boca. Esta respuesta resulta de gran utilidad para iniciar la lactancia.
Reflejo de succión. Alcanza su mayor intensidad justo después del parto. Se comprueba introduciendo su manita o un dedo en su boca; se observa que coloca su lengua por debajo y hace presión contra el paladar al tiempo que succiona.
Reflejo de la marcha. Al sujetar al bebé por debajo de las axilas y aproximar sus pies a una superficie firme, este los levanta flexionando alternativamente las rodillas, en un ademán de dar pasos.
Reflejo de gateo. Al colocar al bebé boca abajo, con las piernas dobladas y situar una mano contra la planta de los pies, se impulsará hacia delante.
Reflejo de incurvación del tronco. Si presionas sobre su costado, el bebé tuerce su cuerpo hacia ese lado.
Reflejo de presión palmar. Al introducir un dedo en su mano, automáticamente aprieta con fuerza, con tanta que sería capaz de cargar con su propio peso.
Reflejo de presión plantar. Si se presiona con un dedo la base del dedo gordo del pie, todos los demás dedos se doblarán hacia el nuestro como queriendo retenerlo.
Reflejo del abrazo. Cuando el bebé se sobresalta, sus brazos y piernas giran hacia fuera y hacia delante en un movimiento lento con los dedos extendidos como dado un abrazo o protegiéndose del peligro.

Compartir

Contenido relacionado: