Fortalece tu espalda después del parto y di adiós a los dolores

Bienestar y salud

Es esencial que tras 9 meses de embarazo comiences a mover tu cuerpo cuanto antes, no sólo para recuperar la figura sino también para fortalecer los músculos y en general rescatar el estado físico que tenías antes del embarazo.

Te recomendamos 3 ejercicios básicos para la zona lumbar y que podrás hacer desde casa.

Después del parto tu cuerpo debe volver poco a poco a su estado habitual, sin embargo el tiempo de recuperación dependerá de la persona y los hábitos que realice. Es aconsejable que intentes recuperar tu musculatura y forma física cuánto antes, aunque se recomienda iniciar la práctica de gimnasia o ejercicios una vez transcurrida la cuarentena y de forma controlada, adaptándose a las necesidades y posibilidades de cada mamá.

Fortalece tu espalda después del parto y di adiós a los dolores

El inicio de la actividad debe ser progresiva, conviene empezar con ejercicios suaves como por ejemplo caminar. Este es un ejercicio aeróbico que te ayudará a recuperar tu fondo, además puedes realizarlo de forma paulatina, empezar poco a poco e ir aumentando la intensidad y la velocidad a medida que mejora tu estado de forma física.
Para iniciar la recuperación de la musculatura, deberás hacer ejercicios por zonas concretas. Una de las partes más importantes es la espalda, el eje de nuestro cuerpo, por ello te recomendamos que sigas ésta serie de ejercicios que te ayudarán a fortalecerla sin realizar mucho esfuerzo. Te aconsejamos que antes de practicar cualquier ejercicio acudas a tu médico o ginecólogo y cuentes con su autorización. También puedes acudir a centros de fisioterapia especializados dónde realizan una valoración personal, facilitándote una dinámica de ejercicios post parto adaptada a tu medida.

Tres ejercicios que te ayudarán a fortalecer la espalda después del parto:

Ejercicio 1
Paso a Paso
Coloca una colchoneta en el suelo, sin no tienes puedes hacerlo sobre una alfombra, esterilla o toalla, siéntate con la rodilla derecha doblada y el pie apoyado en el suelo. Enlaza las manos sobre la rodilla y luego con los músculos de la espalda echa el cuerpo hacia atrás mirando hacia el techo, mete el vientre hacia adentro y deja los hombros sueltos.
Frecuencia
Repite este ejercicio 10 veces cambiando la rodilla después de cada cinco repeticiones.

Ejercicio 2
Paso a Paso
Sitúate acostada sobre la colchoneta y pon un cojín a la altura de la cabeza. Ubícate boca abajo, apoyando tu frente en el cojín y estira los brazos alrededor del cuerpo. Ahora eleva la cabeza y el torso de forma recta hasta ponerte en línea con el resto del cuerpo, aguanta durante 10´´ arriba. Después baja lentamente la cabeza hasta el cojín.
Frecuencia
Repite éste ejercicio 5 veces.

Ejercicio 3
Paso a Paso
Nos colocamos boca arriba sobre la colchoneta, apoyamos el cuello sobre el cojín, y extendemos los brazos alrededor del cuerpo y espalda bien apoyada sobre la colchoneta. Una vez colocados, flexionamos las dos rodillas, fijándonos que estén alineadas con la cadera y con los pies bien apoyados sobre el suelo o colchoneta. Ahora levantamos el pompis hasta quedar la cadera a la misma altura que las rodillas y aguantamos arriba unos 10´´.
Frecuencia
Repite el ejercicio unas 10 veces.

Beneficios para ti
Ayuda al fortalecimiento de la musculatura global de la espalda, dorsal, lumbar y cervical.

Cuándo interrumpir el ejercicio
Escucha tu cuerpo, si durante el los ejercicios o posteriormente notas algo: dolores, sangrado, etc. Es recomendable que interrumpas los ejercicios y acudas a tu médico o fisioterapeuta, explica todo lo que hayas estado practicando y que valore tu situación, según su diagnóstico deberás abandonar o seguir con los ejercicios.

Compartir

Contenido relacionado: