Dermatitis del pañal

Bienestar y salud

Afecta a casi uno de cada tres niños en algún momento de su infancia. La dermatitis del pañal es una lesión de la piel muy común, y aunque bastante molesta, resulta de carácter leve. Te explicamos cómo prevenirla y controlarla.

Dermatitis del pañal

Irritada, inflamada y en algunas ocasiones, con úlceras. Así se presenta la piel de la zona que cubre el pañal cuando hablamos de dermatitis. De hecho, puede afectar sólo a una parte o a toda la zona, incluyendo sus genitales. Y es que esta parte del cuerpo la piel es muy delicada y está expuesta a la humedad y al contacto con la orina y las heces. Para evitarla:

- Cambia el pañal siempre que lo notes mojado.
- No utilices siempre toallitas limpiadoras, porque pueden contener perfumes o jabones que irriten la piel. Opta mejor por las que contienen sólo aceite.
- También puedes lavar la zona con agua tibia y jabón neutro y luego aclarar bien.
- Cuando le bañes o le laves el culito, sécalo a toquecitos, no frotando.
- Después de quitarle el pañal sucio, déjale unos minutos con el culete al aire.
- Cuando notes que la piel está irritada, o aunque no lo esté en el cambio de la noche, aplícale una crema que contenga óxido de cinc y vaselina, que forma una capa aislante frente a las heces y la orina.
- Si pese a estas precauciones, la piel se irrita, sigue estos consejos:

Acude al pediatra para que valore la conveniencia de recetarte una crema con corticoides de baja potencia durante dos o tres días.
También tendrá que descartar la sobreinfección bacteriana o la presencia de hongos, en cuyo caso tendrás que aplicarle una pomada antibiótica o antifúngica.

Compartir

Contenido relacionado: