Aprendiendo a ser independiente

Desarrollo del bebé

Alrededor de esta edad el niño comienza a tener una auténtica conciencia de sí mismo y de su independencia. Tenderá a probar sus límites y los tuyos.

Aprendiendo a ser independiente

Durante el desarrollo del bebé aparecen nuevas habilidades…
El raciocinio del bebé comienza a desarrollarse.
Reconoce a sus familiares en una foto.
Quiere participar de las tareas de casa.

Te recomendamos
A esta edad tu hijo responderá positivamente a los estímulos artísticos. Juega con él a pintar con los dedos, le va a encantar.

Sueño: las rutinas
Cada niño tiene una necesidad de sueño distinta, es algo que tú debes descubrir. Hay algunas normas generales que te pueden ayudar: A los 18 meses necesitan del orden de las 13 horas de sueño diarias, por lo que puedes ir eliminando una siesta. Dale pronto de comer y acuéstalo a dormir un par de horas, no más. Ponlo en la cama cuando está soñoliento pero aún no está dormido.

Dale a conocer a la canguro la rutina exacta de tu niño.
Una luz tenue y una música suave pueden ser reconfortantes.
Si tu pequeño se acostumbra a dormirse en el carricoche, dormirse en la cama le costará más

Comunicación: Con dos palabras basta.
En esta etapa hay un paso importante en el desarrollo del lenguaje.

Ahora forma frases de dos palabras, puede combinar distintas frases usando una misma palabra.
Gracias a esto la comunicación se convierte en algo posible aunque todavía hay que imaginar bastantes cosas.
Es importante que el niño esté en contacto con otros niños de su edad. Le ayuda a conocerse a sí mismo y le permite aprender sobre las conductas sociales.

Cognitivo: La necesidad de seguridad.
A esta edad el niño basa su seguridad en la relación que tiene con sus padres y con todo aquel que forme parte importante en su vida.

La interrupción de una relación de este tipo puede afectar mucho a un niño. Su primera reacción es el enfado, seguido de tristeza y apatía. Al final lo superará pero ignorará por completo a la persona que sustituya ese papel.
La madre, en este caso, debe proporcionar al niño una mayor atención y apoyo con el que recuperar la seguridad perdida.

Habilidades motrices
Con esta edad, seguramente, tu pequeño ya camina de un lado a otro con algún juguete en la mano.

Su forma de caminar es ya más segura.
Cada vez tiene mayor destreza con sus manos.
Es capaz de hacer algunos garabatos con lápices de colores. En este momento, todavía es más su deseo de poder hacerlo que su capacidad.

Aprendizaje
Permítele a tu pequeño hacer lo más posible.
Déjale comer solo, nombrar y señalar objetos: esta actividad es siempre delirante para él.
Ayúdale a nombrar todos los objetos que le rodean.
A esta edad, en la que ya tiene cierto control manual, son interesantes aquellos juegos que le permitan pensar y le planteen problemas a resolver.
Pueden ser juegos en los que hay que construir cosas sencillas.

Compartir

Contenido relacionado: