Aprende a prevenir. Seguro en casa.

Desarrollo del bebé

Aprende a prevenir. Seguro en casa.

La prevención es la única forma para controlar la natural, pero peligrosa, inconsciencia de los niños. Déjale que dé rienda suelta a su labor investigadora del mundo, pero con garantías de seguridad.

Aunque en países desarrollados como España los accidentes infantiles son la primera causa de muerte en niños mayores de un año, la mayoría de las lesiones no tienen consecuencias tan graves. Sin embargo, es necesario que los padres y otros adultos encargados de vigilar a los pequeños estén suficientemente informados de los principales riesgos y de las circunstancias que los favorecen. La mayoría de los percances son previsibles y, por tanto, evitables.

Al nacer, los niños apenas tienen movilidad, son pasivos, por lo que la prevención está en puntos como no dejarles en lugares en los que se puedan caer, como el cambiador o la cama, o vigilar que no se ahogue con la ropa de cama, tapándole siempre hasta las axilas y no más arriba.
En torno a los 3-6 meses comienzan a meterse todo en la boca; por eso no hay que darles juguetes con piezas pequeñas o desmontables.
En el momento en que empieza a gatear o andar, sus posibilidades de peligro aumentan porque su entorno se hace mucho más amplio. Una medida que ayuda a los padres a ver los peligros a los que se enfrenta su pequeño es ponerse a gatas o en cuclillas a la altura del niño y hacer su recorrido habitual.
Cuando la autonomía del niño aumenta, también lo hace el conjunto de actividades que realiza y, por tanto, el de los riesgos. Enchufes, puertas, ventanas, cajones, escaleras, bañeras, medicamentos, productos de limpieza… las posibilidades de accidentes son casi infinitas si no se toman medidas. Tapa los enchufes; pon topes de puerta para evitar que se pille si se cierra; protege los picos de las mesas con esquineras de plástico; coloca cierres de seguridad en las ventanas; instala una barrera que le impida el acceso a las escaleras; traslada los productos de limpieza a estanterías altas y que tengan cierre de seguridad, y actúa de la misma manera con los medicamentos.

Compartir

Contenido relacionado: